cancer en la mama

La terapia hormonal en el tratamiento del cáncer de mama

Comparte!!!

Las hormonas son las responsables de muchas funciones tanto de los órganos individuales como de todo el cuerpo. Además, las hormonas, en particular, regulan la función reproductiva (la capacidad de reproducción). De acuerdo a su aparición, las hormonas son causadas por el crecimiento de una persona. Las hormonas afectan el nivel de azúcar en la sangre provocando complicaciones de salud que pueden ser graves. Podemos citar cientos de otros ejemplos, pero nos centraremos en la terapia hormonal en el tratamiento del cáncer de mama.

Algunos tumores malignos también crecen como consecuencia de la influencia de ciertas hormonas que están presentes debido a diferentes factores. El tumor del seno depende de las hormonas sexuales femeninas, los estrógenos y estos pueden variar en determinadas condiciones.

Terapia hormonal para el tratamiento de tumores

Esta dependencia, si existe, es el punto de partida de la terapia hormonal (propiamente hablando, terapia hormonal). Su significado es "desconectar" el efecto de los estrógenos. Si se lleva a cabo esto, entonces se inhibirá el desarrollo del tumor.

cancer de mamaPor lo tanto, la terapia hormonal está indicada en caso de que el tumor tenga un factor positivo de receptor de hormona. Esto se establece incluso en la etapa de diagnóstico y la preparación de un plan terapéutico para revertir el problema.

Sin embargo, el propósito de un esquema de tratamiento específico depende no solo del factor positivo del receptor de la hormona, sino también de la edad del paciente. Más precisamente, de su menopausia. Si el ciclo menstrual continúa (en otras palabras, si los ovarios del paciente continúan produciendo hormonas sexuales), entonces el esquema es más intenso. Por el contrario, en los casos que el paciente ha llegado a la menopausia, el esquema es diferente, más suave.

La menopausia se establece en caso de que después del último período menstrual, haya transcurrido no menos de un año. El tratamiento hormonal es prolongado, puede durar al menos cinco años.

El principal fármaco del tratamiento hormonal es el tamoxifeno, que actúa como un antagonista del estrógeno. A veces se complementa o reemplaza con un inhibidor de la aromatasa. La aromatasa es una enzima que promueve el procesamiento de testosterona en estrógenos. Por lo tanto, el inhibidor de la aromatasa bloquea la producción de estrógeno y tiene un efecto en el cáncer.


Terapia hormonal, según el estado anormal del paciente

Antes del inicio de la menopausia, especialmente si la edad del paciente no supera los 35 años, la terapia hormonal es obligatoria. Durante este período, el nivel de hormonas sexuales (estrógenos) en el cuerpo de una mujer es alto, lo que influye positivamente en el crecimiento de un tumor maligno, y después de su eliminación, es muy posible que pueda llegar a provocar una recaída.

La terapia hormonal se realiza de forma adyuvante (después de la extirpación quirúrgica del tumor), en combinación con la quimioterapia. Los agentes anti-hormonales nombrados son un grupo de los llamados análogos de GnRH (usualmente buserelina, leuprorelina), que reducen el nivel de hormonas naturales en el cuerpo.

Si el tumor o las neoplasias recurrentes muestran una dependencia hormonal particular, entonces hay una necesidad de medidas adicionales para suprimir la función secretora de los ovarios que producen hormonas sexuales. En un caso particularmente agudo, puede surgir la cuestión de la eliminación ovárica.

Si el paciente ingresó en el período de la menopausia, el objetivo de la terapia hormonal ya no es suprimir la función ovárica. El único objetivo: contener niveles de estrógeno y para esto hay algunas técnicas a la que recurren los especialistas. Cuando se trata de pacientes que han alcanzado la menopausia, el tratamiento hormonal se prescribe solo si el tumor tiene un factor positivo de receptor de hormona. Con un factor negativo, el tumor no depende de hormonas, por lo tanto, no hay necesidad de terapia hormonal.

El tratamiento hormonal durante la menopausia se puede realizar de varias maneras:

  • Consumo de tamoxifeno durante 5 años
  • Tomar tamoxifeno durante 2 a 3 años y en los próximos 2 a 3 años tomar un inhibidor de aromatasa.

Con un mayor riesgo de recaída, o si el paciente tiene intolerancia al tamoxifeno, el tratamiento se realiza solo con el inhibidor de la aromatasa (también durante 5 años). Como podemos ver, el tratamiento del cáncer de mama tiene múltiples alternativas que van incrementándose a favor del paciente.

 

 



Comparte!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *